‘La Cosa’: 40 Años de una de las Experiencias Alienígenas Más Asombrosas que se Haya Visto

junio 26, 2022

¿Qué se puede decir luego de 40 años de sobre La Cosa? Durante este tiempo me he topado con frases como “obra maestra”, “entre las mejores películas dentro del género del terror”, “sus efectos especiales son muy creíbles a pesar de la época en que se realizó, “John Carpenter es un genio”, entre otros, y por supuesto no faltan de la parte contraria, como sucedió en el ya lejano año de 1982, donde la película recibió críticas negativas afirmando que era un solo de escenas grotescas y no veían un gran aporte al cine de terror. Muchos de estos con el tiempo tuvieron que retractarse y ahora consideran al filme como una de las imprescindibles dentro del género y que muchos aún, así no les guste el horror, deben darse la oportunidad de apreciarla.

Su camino para ser considerada como una de las mejores cintas del terror jamás hechas no fue sencillo, sobre todo en una década como fueron los años 80s donde el género explotó tanto que parecía que veíamos la misma historia en todas las películas que se estrenaban y si salía alguna con una idea original, no era apreciada como tal. El terror tuvo un camino muy duro para ser aceptado. La década de los 90s tampoco ayudó mucho pues el género se estancó de una manera tal que muchos ni recuerdan que títulos salieron en aquellos años, a excepción claro de cintas como ‘Scream’, ‘Se lo que hicieron el verano pasado’ o alguna otra para el gran colectivo. Sin embargo, esta figura cambiaría entrando a los 2000s, gracias a los fans que descubrieron estas obras con el pasar de los años, además que, con la llegada del internet por aquel entonces, se crearon diversos foros (los recuerdo muy bien), dando a conocer obras afines de los 80, ¿y que creen? La Cosa estaba en la mayoría de ellas.

El filme, para el que sólo ha escuchado el título y no sabe de qué va, nos presenta a un grupo de científicos ubicados en una base en la Antártida que de repente un día se topan con un gran descubrimiento: un ser del espacio congelado desde hace muchos siglos. Sin embargo, este empieza a descongelarse y a cobrar vida nuevamente, y es así que empieza, poco a poco, a asimilar a los miembros de dicho equipo, empezando así una guerra interna pues comienzan a suceder cosas extrañas y nadie sabe quién puede ser el culpable, pero de lo que si están seguro, es que al menos uno, o dos, hasta tres de ellos, podrían ya no ser más seres humanos. Es así que los restantes deben detenerlo a toda costa e impedir que este ente llegue a una zona más poblada, pues de lograrlo la Tierra podría dejar de existir como tal en muy poco tiempo.

Mi primer encuentro con La Cosa se dio en el año de 1991, lo recuerdo muy bien, pero debo admitir que, por aquel entonces, mi afición por el terror era mínima, o hasta inexistente, pues no había soportado ver un filme del género de manera completa hasta unos años después. En fin, como habrán adivinado no terminé de verla, pero esto cambiaría a fines de la década cuando la volví a ver gracias a que un canal del cable la tenía programada. En esta oportunidad le presté toda la atención debida, y no sólo me encontré con una buena película de terror, sino que además comprendí que en ella los elementos para sobrevivir ante tal amenaza eran mínimas, especialmente porque se desarrolló en un lugar remoto y cubierto de nieve como es la Antártida, donde sobrevivir es casi imposible, sino además que la desconfianza está presente por todos lados, pues cualquiera de los doce miembros del equipo de investigadores podría no ser quien afirma ser. Muchos cuestionamientos que siempre te dejaban con alguna duda o pregunta, lo que la volvía una obra más que interesante.

El hombre detrás de todo esto fue el gran maestro John Carpenter,  quien en un principio no fue bien visto por el estudio Universal para que llevara las riendas del proyecto, pues su opción era la de Tobe Hooper, el mismo que hasta ese entonces era reconocido por obras como ‘La Masacre de Texas’ (1984) o ‘The Funhouse’ (1981), pero Carpenter convenció muy bien a los directivos y les gustó tanto lo que tuvo en mente que no tuvieron al final reparo en su elección. Es sabido que el filme estuvo basado en la cinta ‘El Enigma de Otro Mundo’ (1951), pero Carpenter no quería hacer los mismo ni siquiera acercársele, es por tal que fue más allá, y ahora con técnicas más modernas podría recrear otro aspecto entre otros tópicos para volver a su “Cosa” en una obra original, aunque le iba a costar hacerlo.

Un aspecto a resaltar fue la elección del personaje principal. Ninguno de los involucrados, incluido Carpenter, sabían que nombres dar para que interpretara al piloto llamado “MacCready”. Los primeros actores que se sugirieron fueron los de Nick Nolte y Jeff Bridges, pero ninguno estuvo convencido que un título de terror los ayudaría en sus carreras. Al año siguiente, Bridges, luego de haber visto el filme y del potencial de Carpenter en la dirección, no dudó en aceptar el protagónico de ‘Starman’, tanto así que fue nominado a su tercer Oscar por su actuación. Finalmente, se sugirió el nombre de Kurt Russell, que muy buena impresión había dejado en obras previas del director como el filme para la televisión ‘Elvis’ (1979) y luego en ‘Escape de Nueva York’ (1981), que el actor al enterarse no dudó en aceptarlo, pues sabía que estar en un filme de Carpenter, además de tener una buena historia, se conocían e iba pasarla de maravilla.

Pero sin duda, si por algo es recordada la película es por el excelente trabajo que se realizó en maquillaje y efectos especiales a cargo del gran Rob Bottin. Su nombre fue sugerido por Carpenter con quien ya había trabajado en ‘La Niebla’ (1980), pero además había paseado su talento en obras del género como ‘Aullidos’ (1981) o ‘Piraña’ (1978). Lo primero que le preguntaron, luego de conocer el guión, es si tenía algo en mente, y su respuesta fue, “¿la película se llama ‘La Cosa’, cierto?, Entonces, mi idea es que podemos hacer lo que queramos con ella.” Una respuesta sencilla en realidad, que llevó a que su mente fuera más allá de todo dándonos momentos más que memorables como fueron las grandes escenas del pecho de Norris, y luego su cabeza de araña, la transformación de Palmer en la silla de interrogación o la asimilación y muerte de los perros dentro de la jaula. Esta escena en particular le demandó mucho esfuerzo a Bottin, tanto así que cayó de agotamiento y no pudo completarlo, dando paso para ello al genial Stan Winston, a quien se le contrató por algunos días, justamente para que completara dicha parte, dándonos también uno de los momentos más apreciados, espectaculares, y además penosos por así decirlo, de la cinta. Con estos grandes del maquillaje y efectos especiales a bordo, no había manera que este apartado fuera un fracaso. Unos genios por donde se les mire ya que luego nos entregarían mas obras de muy buena factura.

Una buena historia, además de efectos especiales sobresalientes y un elenco a la altura de lo que se demanda, daban por hecho que la cinta iba ser un éxito en las salas, sin embargo, fue todo lo contrario. Con un debut en el octavo lugar y una apertura un poco menor a los 6 millones de dólares, además, con críticas mayormente negativas, el filme fue considerado un verdadero fracaso para el verano de Estados Unidos en 1982. Si bien se reconoció el esfuerzo por parte de la producción, no causó el interés debido en el público, y según las entrevistas que dio Carpenter posteriormente con los años, él tiene claro cuál fue el factor determinante: el estreno de ‘E.T., El Extraterrestre’. La cinta, también hecha por Universal, fue un éxito sin precedentes y muchos se identificaron con el teniendo en la mente a un extraterrestre bueno y bondadoso. Todo lo contrario, a lo que ofrecía La Cosa al mostrar a un alien malvado y que asimilaba los cuerpos de los humanos, además de mostrar escenas desagradables y sangrientas. Mientras ‘E.T.’, a pesar de haberse estrenado un mes atrás, seguía cosechando números magníficos en taquilla, La Cosa, al final de su pasó por los cines, sólo obtuvo una cifra de 19 millones de dólares. Por supuesto que luego tuvo una segunda vida en el mercado del video, y así con diversas formas para verla que la han hecho, como ya mencionó, en una de las imprescindibles del género del terror, y porque no, también de la ciencia ficción.

No sólo La Cosa ha pasado la barrera del tiempo gracias al aporte de los fanáticos que la han mantenido viva durante todos estos 40 años que se celebran este 2022, además que con cada año se suman a este grupo más personas que la descubren, así que su legado es tremendo, aunque no sólo de ellos depende esto, sino también a la inspiración que ha tenido en algunos directores. Por ejemplo, se puede mencionar a Quentin Tarantino en obras como ‘Perros de Depósito’ (1992) o ‘Los Ochos Más Odiados’ (2015). También a Andy Muschietti en ‘IT: Capítulo 2’, u otros realizadores como Robert Rodriguez (The Faculty), James Gunn (Slither), Frank Darabont (La Niebla) o James DeMonaco (La Noche de la Expiación). Por donde se le mire, una cinta que seguirá siendo objeto de inspiración en nuevos y próximos realizadores. Por supuesto que además no se puede dejar de lado la gran memorabilia que posee, como figuras de colección, objetos afines al filme, diversos vestuarios y diseños, reuniones en convenciones de terror, entre otros.

Por todo lo mencionado, y por supuesto, sin dejar fuera la muy buena banda sonora del gran Ennio Morricone, han convertido a La Cosa en mi película favorita dentro de la filmografía de John Carpenter, por encima incluso de otras de muy buena factura como la propia ‘Halloween’ (1978) o ‘Sobreviven’ (1988) por citar dos ejemplos. La he visto muchísimas veces como para saberme incluso ciertos diálogos, pero aún con ello presente, me sigue impresionando lo buena que es y el esfuerzo demandado tanto en su trama como en efectos especiales, incluso para la época. Sin duda, Carpenter sigue siendo de los más grandes genios dentro del género, que en su tiempo no fue del todo apreciado, pero, como se dan con muchas cosas, el tiempo le dio la razón y es visto como ahora como un gran referente no sólo dentro del apartado del horror sino del cine en general. Se hace extrañar desde hace tiempo una nueva obra de él, pero aún mantengo la esperanza que regresará pronto y nos sorprenderá.

Por ahora, disfrutaré, nuevamente en ver La Cosa y que la celebración se mantenga por 40 años más. Denle su oportunidad. Les prometo que no será para nada un tiempo mal invertido.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *