El Veredicto…’Noche Sin Paz’ (2022)

diciembre 19, 2022

La época navideña es mi segunda mejor temporada del año, pues la primera sin duda es la de Halloween, y por supuesto, no estoy incluyendo el día de mi cumpleaños, así que esta parte del año, la recibo siempre con los brazos abiertos. Si bien, como fan del cine de terror que soy, aquí si me permito salir un poco del cuadro, y empiezo a ver, o descubrir, películas de la época para sentir el llamado “espíritu navideño”, y es que sí, tengo mi lado sensible.

Por otro lado, esto también me ha llevado a una terrible verdad: ¿Cuántos han reparado que desde hace unos años no tenemos un filme netamente navideño en esta época? Por supuesto no estoy incluyendo los años que hemos estado en “pausa” debido a la pandemia, pero aún así desde hace ya un tiempo que no recibimos un filme centrado en la Navidad. Si bien muchos nos hemos acostumbrado a seguir viendo cintas ya clásicas como ‘Mi Pobre Angelito’ (Home Alone), ‘El Regalo Prometido’ (Jingle All The Way), ‘El Duende’ (Elf) o ‘Gremlins’, tal parece que la maquinaria se ha detenido un poco en este aspecto, pues, como viene sucediendo desde hace un tiempo, específicamente Hollywood, se viene quedando sin ideas hasta en este ámbito.

Los tiempos, si bien han cambiado, ya no estamos como para seguir viendo la misma formula reciclada en películas como ‘El Hermano de Santa’ (Fred Claus) o alguna de las mencionadas más arriba, sino que ya el público empieza a pedir otras variantes de cintas navideñas. Con esto no estoy diciendo que hay que dejar de hacer las historias clásicas que demanda la época, pero es obvio que muchos quisieran ver otra clase de temas, con sentido navideño y, porque no decirlo, arriesgando y yendo un poco más allá de lo permitido, y al parecer un primer paso podría ser la reciente película Noche Sin Paz (Violent Night).

La historia se ubica en la víspera de Navidad, presentándonos a un Papa Noel, que, al parecer, está cansado y hasta aburrido de repartir regalos a los niños “buenos” del mundo, que poco a poco, empiezan a perder su espíritu navideño, y es por tal que su único consuelo en estas fechas es embriagarse en cualquier bar que encuentre. Sin embargo, cuando le toque el turno de dejar los presentes en la residencia de la familia Lighstone, se encontrará con una escena para nada carismática, pues un grupo de mercenarios ha irrumpido en dicho hogar con la meta de apoderarse de un gran botín que poseen en su bóveda. Si bien, al principio se muestra dubitativo, Santa Claus dejará todo de lado con tal de hacer lo posible por salvarlos y así, además, regresar aquel espíritu navideño que parecía se estaba alejando de él.

Dicho esto, surge ahora una pregunta, ¿es Noche de Paz la película navideña que esperábamos? Mi respuesta es que sí. Durante mucho tiempo hemos visto otras historias navideñas, donde incluso el tema no es que se vaya a pasar la Navidad de la mejor manera, sino que dentro de ella existe un detonante o problema por resolver, como son los casos de ‘Krampus’, el mismo ‘Gremlins’, o una historia como ‘Navidad sin los Suegros’ (Four Christmases). Aquí el tema de fondo, es que los niños están dejando de ser inocentes desde temprana edad gracias a que los padres, o la tecnología, les enseñan que las ilusiones son para gente, digamos ilusa, y que no ve la realidad como debe ser. Por tal motivo aquí, Santa Claus, ya no ve el propósito de seguir dando regalos a los niños, si ya muchos no creen en él.

Por donde se le mire, esta historia no iba a ser nada agradable ni mucho menos, llena de los clásicos villancicos, sino todo lo opuesto, pues además de lo mencionado, estamos por ver una historia de acción verdadera, al puro estilo de ‘Duro de Matar’ (Die Hard), que hasta este momento continúa con el debate si es o no, una película navideña. En fin, el director Tommy Wirkola (Dead Snow), toma una historia, realmente, sencilla, aplicando ciertos moldes que la convierten en la cinta navideña que no necesitábamos pero que la pedíamos a gritos en nuestro interior. Una familia tomada como rehenes, ya es algo que de por sí es muy malvado, pero que aquí se nota una gran mano en su concepción la cual, poco a poco, empieza a convertirse en una comedia oscura que terminas amando cada segundo, y porque no, deseando ver aún más.

David Harbour (Stranger Things), hace un buen rol como Santa Claus, pues trata de ser odioso, pero al mismo tiempo amable y cariñoso, ya que esa es la imagen que debe reflejar alguien como Papa Noel. Sin duda sus mejores partes son cuando debe intervenir para salvar a la familia contra estos malhechores, y hay ciertas escenas que, sencillamente, no puedes creer lo que ves o como lo hace. Todavía tengo en mi mente la escena de la chimenea. Esa es la mejor de todas sin duda.

El resto del elenco, desde John Leguizamo como el líder de este grupo de mercenarios, hasta la propia familia secuestrada, la cual se deja notar que tienen más de un problema que lidiar, cumplen a cabalidad con sus papeles, principalmente la pequeña Leah Brady (Trudi Lightstone), quien es la única que nunca pierde el espíritu navideño, y cree que habrá un milagro por Navidad para que sigan con vida. No tendrá que esperar mucho realmente para recibirlo.

No quería dejar pasar la oportunidad del buen ojo que tuvo la producción el de haber incluido a la actriz Beverly D’Angelo, como “Gertrude Lighstone”, la matriarca de la familia, aunque en el fondo siento su presencia como un homenaje hacia ella, en la que es una de mis cintas navideñas de siempre, como es ‘Vacaciones de Navidad (National Lampoons Christmas Vacation), donde compartió escena con el gran Chevy Chase. Sin duda, su presencia fue un momento nostálgico, al menos para mi persona.

Noche sin Paz va camino a convertirse en la película navideña “no navideña” de los últimos tiempos sin duda, y es probable que muchos no la descubran de inmediato sino con el tiempo, lo que la podría convertir en una cinta de culto de Navidad. Desde mi posición, les comento que no pueden dejarla pasar por alto, pues la diversión, la acción, el sarcasmo, la sangre y más, están garantizadas. Eso sí, si la van a ver junto con niños, adviértanles que no van a estar en frente de ‘Mi Pobre Angelito’, a pesar que hay algunos elementos de ella presentes en la cinta, pero no en su totalidad. Se podrían llevar una gran sorpresa. Tomen nota.

Como último mensaje, referido al debate que mencioné sobre si ‘Duro de Matar’ es una película navideña, pues si lo es y no hay manera que cambien de parecer a algunos que así lo ven, incluyéndome. Tema cerrado.

Calificación: 3.5 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *