El Veredicto…’M3GAN’ (2023)

enero 11, 2023

Cuando se empezaron a revelar los primeros detalles sobre M3GAN, muchos pensaban, y me incluyo, que veríamos una imitación más, o algo muy parecido, a lo visto en cintas donde un muñeco de juguete se “sale de control” al mismo estilo que ‘Chucky: El Muñeco Diabólico’ o ‘Annabelle’, en el que poco a poco, empiezan a darse ciertas situaciones, muchas veces con consecuencias mortales, donde empieza a salir la pregunta sobre quien es el responsable de estos. Empiezan las investigaciones y los lleva, claro, al único personaje del que jamás se hubiera sospechado, el muñeco de juguete.

M3GAN, por supuesto, nace de esta premisa y sería ilógico pretender que no lo hiciera, pero lo que hace de esta cinta algo original y por lo que no se le puede poner el sinónimo de “la nueva Chucky” o “la nueva Annabelle”, es que esta, es un producto que está creado desde cero y empieza a educarse, a conocer, a interactuar, entre otras funciones. Sin embargo, al no ser un ser humano como tal, pues no se parece en nada por ejemplo al David de ‘Inteligencia Artificial’, a pesar que está creado para esa función, hay cosas las cuales adopta, pero no sabe cómo ejecutarlas, pues puede pensar que lo que hace esta bien, pero en el fondo dichas decisiones puedan resultar ser las opciones menos adecuadas para ejecutar. Es así que nace una especie de “Terminator” sobreprotectora contra los seres que ha “jurado” cuidar.

La historia presenta a una ingeniera en robótica llamada Gemma, quien trabaja para una gran compañía de juguetes, la cual se caracteriza por lanzar al mercado los productos más llamativos y sofisticados para el consumo infantil. Sin embargo, en este escenario, se encuentra con la terrible perdida de su hermana y su esposo, quienes luego de sufrir un grave accidente, dejan en la orfandad a su hija Cady, y ahora Gemma debe hacerse cargo de ella, algo que en el fondo le resulta muy agotador. Como una manera que Cady se sienta a gusto, y no la “moleste” con sus cosas, pues su trabajo es su vida, Gemma le presenta su nueva invención, una muñeca, a escala real llamada M3GAN, con la que empezará a compartir gratos momentos, convirtiéndose en grandes amigas. Todo lo que hace, al menos para M3GAN, no es sólo por diversión, pues ahora hay una fuerte conexión con Cady, y le hará saber que serán amigas para siempre, sobre todo, cuando esté en verdadero peligro. ¿Qué planes tendrá M3GAN cuando eso suceda?

Desde el inicio del filme, podemos darnos cuenta cual será la dirección que puede tomar la historia, pues lo que se nos presenta es un comercial mostrando al producto de moda, una mascota parecida a un Furby, pero de una manera evolucionada, pues responde también a comandos dirigidos desde una aplicación, es decir, tienes al juguete en físico, pero juegas con el también, por ejemplo, desde un celular. Esto último es el indicativo que lo que vamos a ver es el mal uso que se le da a la tecnología, sobre todo en un público muy vulnerable como es el infantil, pues al dotar las aplicaciones con situaciones o colores infantiles, al final puedes estar haciendo de tu hijo dependiente de la tecnología, lo que, lamentablemente, es algo que sucede en la vida diaria y no reparamos, o no queremos reparar.

En el caso de M3GAN, como bien se mencionó, es un producto que viene con ciertos comandos, muy avanzados por cierto, para que cuando empiece a interactuar con su usuario principal, en este caso Cady, aprenda todo de ella, desde su manera de hablar hasta la manera de comportarse y al mismo tiempo, enseñarle a ser una “mejor persona”. Muchas veces, los padres repetimos, hasta el hartazgo, que los hijos deben cumplir con ciertas reglas caseras y así llevar “la fiesta en paz”, como lavarse las manos si hemos utilizado el baño por ejemplo. M3GAN se hace notar en estas situaciones, pues al estar conectada con su usuario todo el día, la empieza a conocer de todos los ángulos posibles.

Sin duda, luego de lo explicado, estamos hablando del mejor juguete que la humanidad ha podido crear, pero con lo que no cuentan, es que su avanzado cerebro puede llegar a límites insospechados, y hasta no analizados, pues su función primaria es la de ser la mejor amiga de su usuario, pero esto puede llevar a que su inteligencia artificial, al verse en peligro, aun así, sea una situación no tan complicada, ella lo vea como lo peor y actúe de una manera que nadie hubiera sospechado. A diferencia de Chucky o Annabelle, M3GAN no puede ocultarse como ellos dentro el muñeco, pues sus indicaciones son las de explicar porque lo hace, haciendo dudar, en este caso a Gemma, que su creación, puede estar evolucionando en una manera errónea y no en la vía que ella pensaba, iniciando un debate interno, pues no sabe que en su hogar podría estar habitando un demonio en forma de un inocente juguete ni más ni menos.

Ahora, M3GAN, de acuerdo a lo explicado, ¿es una película de terror? Desde cierta óptica no, y tal vez así lo sea en un 75% de su metraje, pues más está ligada a la comedia negra, eso sí, sin dejar de lado esas partes que lo hacen saltar a uno de asiento, aunque los involucrados empezando por el director Gerard Johsntone, han tratado de darle un enfoque distinto a los ya nombrados Chuckys, Annabelles o también, Puppet Masters. Podría verse como la explicación a que, si somos más dependientes de la tecnología, esta puede salirse de control y no tengamos las armas para contrarrestarla, y seamos ya uno con ellos, como sucede muchas veces en nuestra vida cuando vemos a una persona con el celular todo el día, como si eso fuera su vida entera. La tecnología, como bien se ha dicho en muchas ocasiones, ha llegado para quedarse y que sea de gran ayuda para la humanidad, sólo que esta, es muy vulnerable la mayoría de veces y hace que algunos, hablando en un sentido más allá de lo racional, nos aísla de todo y de todos, y aquí lo demuestra muy bien el personaje de Cady interpretado por Violet McGraw. Al verla, puedo decir que todos tenemos algo de ella en nosotros.

El filme no es la película de terror que muchos esperaban, ya que esa no es su finalidad, y se pueden dar cuenta desde el inicio, pues su clasificación es PG-13 y no R, ya que la idea es que esta sea apreciada también por jóvenes y adolescentes. Las escenas de terror, que las hay, están hechas de un modo figurativo pues, por ejemplo, sabemos quien será el próximo objetivo de M3GAN. Somos testigos de como va a ejecutar su maniobra hasta dar un primer y segundo paso, hasta que pasamos a otra escena y en la mente tenemos la sospecha que ya se deshizo de su “enemigo”.

M3GAN es una buena propuesta, la cual no debe tomarse en serio por cierto, pues cumple a cabalidad lo de “pasar un gran momento viéndola”, y así es como uno debe ser tratada. Por otro lado, el personaje, ya puede estar haciendo méritos para sentarse en la misma mesa que otros muñecos diabólicos históricos de cine, pero esto sólo el tiempo lo dirá. Por ahora, esta fue su gran bienvenida y una buena manera de dar inicio a este 2023. Esperemos que esto solo sea un aliciente de lo que nos opera a los amantes del terror para este año.

Calificación: 3.5 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *