El Veredicto…’Jeepers Creepers: La Reencarnación del Demonio’

noviembre 24, 2022

Recuerdo la primera vez que vi Jeepers Creepers, o El Demonio, que es el título como se le conoció en nuestro país, allá por el 2002, mostrando una interesante historia sobre un monstruo que despertaba cada 23 primaveras y durante 23 días, salía ha “obtener” su alimento mediante seres humanos, al mismo tiempo que él se regeneraba a través de sus órganos o algún miembro que haya visto para su beneficio.

El filme me resultó muy atractivo, sin ser nada del otro mundo, que debió ser el mismo pensamiento de la producción, sin embargo, se hizo un gran trabajo para mantener el interés hasta el instante final. La cinta fue dirigida por el controvertido Victor Salva, quien logró lo que muchos otros realizadores hubieran deseado, tener como uno de sus productores al maestro Francis Ford Coppola.

En el 2003, y debido al éxito que obtuvo la cinta, el estudio autorizó la realización de su segunda parte, la que contó con gran parte del equipo original. Si bien su historia, no estuvo a la altura de la primera parte, sirvió para confirmar que estábamos ante una nueva figura digna de integrar el salón de los monstruos del terror. Luego de largos años de ausencia, regresaría la saga con una tercera parte la cual dejó insatisfechos, no sólo a mí, sino a una gran mayoría, pues no se pudo, ni siquiera, acercase a lo ofrecido en las dos entregas anteriores, dejando una gran interrogante sobre su futuro.

No obstante, este 2022, el título regresa con su cuarta parte titulada Jeepers Creepers: La Reencarnación del Demonio (Jeepers Creepers: Reborn), la cual, si ya en el 2017 con la llegada de su tercera entrega había dejado un gran sin sabor, esta nos confirma que la saga ha entrado en un gran limbo argumental, pues, prácticamente, sin exagerar, pueden haber sepultado a la franquicia, ya que aquí no hay mucho que se le pueda rescatar.

La historia, por si desean conocerla, se ubica en nuestros días, donde una pareja se dirige hacia un carnaval donde se celebra todo lo relacionado con el terror. Esas fechas, para su desdicha, coinciden con el regreso de El Demonio, quien decide empezar a cazar víctimas para fortalecerse, y ha visto a esta pareja como su platillo principal.

Debo admitir que asistí a ver el filme sin muchas aspiraciones de ver una reivindicación de lo visto hace unos años, pues eso demandaría un presupuesto acorde a dicho pedido, y es que ya había visto previamente el trailer, mostrando algunas escenas donde se notaba que la estética en que estaba construida, no iba a ser la adecuada, aspecto en lo que no me equivoqué.

La cinta nos da a entender, que esta entrega es una historia muy aparte de las que hemos visto anteriormente, pues se comenta que estas fueron basadas en hechos paranormales de un pueblo, y fue por tal, que se realizaron dichas películas. Inclusive, el inicio es aun claro homenaje a la parte inicial del filme original, donde una pareja mayor hace el mismo juego en la carretera que hicieron Justin Long y Gina Phillips. Por supuesto que esto quedó ahí, pues sólo fue parte de un video como parte de un programa al mismo estilo de ‘Misterios sin Resolver’.

Acto seguido, inicia la verdadera historia donde Chase (Inram Adams) es un gran fanático del terror, y es por tal, acude a esta gran convención en un pueblo, junto con su novia Laine (Sydney Craven). El detonante de todo esto es que Laine guarda un secreto, por el cual, cuando el Demonio se da cuenta de su presencia, va en búsqueda de ella, cueste lo que cueste.

Se nota, claramente, como mencioné líneas arriba, una falta de presupuesto para su realización, pues algunos escenarios no están muy bien desarrollados, además que el elenco escogido, al menos los actores principales, no estuvieron en muchos pasajes, a la altura de lo que se requería, pues no tenían mucha experiencia en el campo.

El otro aspecto que no puedo dejar de lado es sobre el maquillaje del Demonio. Si bien estoy de acuerdo en que el aspecto que debía tener no debía parecerse, en algo, al que hemos visto anteriormente, realmente, si no se posee el capital para crear algo nuevo y que llame la atención, es mejor entonces seguir con lo visto, pues el resultado dejó mucho que desear. Un diseño burdo, que si bien puede asustar en la pantalla, al menos en el formato que se vio, no llega a la altura de los anteriores, incluido el de la tercera parte. En segundo lugar, pareciera que ahora la criatura se convirtió en un asesino digno del cine slasher, pues ahora utiliza cualquier instrumento para asesinar a sus víctimas, y algunas de las escenas realizadas, se han visto en películas de dicho género, por lo que se puede decir, se han visto influenciados por otras cintas, lo que disminuye aún más su falta de creatividad y originalidad.

Una gran decepción me he llevado con Jeepers Creepers: La Reencarnación del Demonio, pues creo que un personaje tan interesante como el Demonio, no merece que se le trate de esa manera. Por ahora no veo forma que la saga vuelva a su cauce, pues para ello es necesario, nuevamente, un buen presupuesto y gente especializada que pueda traer de vuelta el nivel mostrado en las dos primeras cintas, lo cual veo muy difícil que se consiga.

El título está condenado, seguramente, al mercado del video, donde cada una de sus entregas que se haga, se conviertan con el tiempo en cintas de culto. No se si esté atento a una nueva entrega de El Demonio, aunque de por sí, me da curiosidad si siguen hundiendo más la saga, aunque no lo creo porque ya no hay donde más, o en todo caso, viene alguien a su rescate. Su futuro es muy pero muy incierto.

Calificación: 2.2 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *