El Veredicto…’Imaginario: Juguete Diabólico’

marzo 14, 2024

¿Quién no ha tenido un amigo imaginario en su infancia? Supongo que muchos hemos logrado una conexión con una “persona” que habita en nuestra mente, al que le damos vida propia, y el ejemplo más frecuente es el darle ese poder a un juguete en particular. Este el punto en que parte la nueva cinta de terror Imaginario: Juguete Diabólico (Imaginary), lo nuevo de la productora Blumhouse, quien luego de éxitos como ‘M3GAN’ o ‘Five Nights at Freddy´s’ quiere seguir en esa senda, sin embargo, yo les aconsejaría que pongan sus cartas en su siguiente proyecto.

La historia nos presenta a Jessica (DeWanda Wise), quien se muda a su casa donde pasó su infancia, junto con su esposo Max (Tom Payne) y sus dos hijas, Taylor (Taegen Burns) y Alice (Pyper Braun). Taylor no la acepta aún como su madrastra mientras que Alice se encuentra contenta con el lugar, y mientras explora la nueva casa, encuentra un oso de peluche en el sótano que adopta el nombre de Chauncey. Desde su primer encuentro, Alice ha encontrado, al parecer, a aquel amigo que tanta deseaba, y de repente se vuelven inseparables. Con el pasar de los días, la pequeña Alice presenta síntomas de inestabilidad, debido a sus sentimientos reprimidos, utilizando a Chauncey como escape. Esto, poco a poco, los llevará a descubrir que ella no es tanto el problema, sino que Chauncey no sería del todo solo un simple oso de peluche.

Personalmente, estoy empezando a tener un serio problema cuando me entero que llega una película de terror cuya dirección viene por parte de Jeff Wadlow al que, debo admitir, hasta ahora no le da en la tecla a algún título del género. No niego que le guste mucho el horror, pero es que viene repitiendo los mismos errores ya vistos, como en las películas ‘Verdad o Reto’ del 2018, y, sobre todo, en la versión de terror de ‘La Isla de la Fantasía’ del 2020, en la que, sinceramente, no se salvó nadie. No niego que el no es solo el problema, pues también el equipo de guionistas que lo acompañan no es el idóneo, lo que hace ver sus productos muy por debajo de toda expectativa, y con Imaginario: Juguete Diabólico, estos mismos errores persisten, aunque debo admitir, es que es una mejor película que las dos mencionadas anteriormente.

Lo mejor del filme en este caso, es la previa, es decir, tener la idea de realizar una historia sobre un ser imaginario que solo vive en la mente de una niña pequeña, que es por ende, el lado más vulnerable, hasta que empieza a manifestar cosas ya no tan normales. Debo admitir que esta es una buena vía, pero no está bien trabajada, pues el resultado es el mismo, o parecido al de otras producciones con casos similares. Por dar un ejemplo, ‘Mama’’ del 2013, presentaba a una joven con dos niñas a las cuales debía de proteger, pero una de ellas (la menor) no podía despegarse de un espíritu porque poseían un vínculo muy fuerte. Es un cliché muy conocido dentro del género.

Siguiendo con lo mencionado, los problemas continúan con la presencia de Taylor, una adolescente de 15 años quien ve a Jessica como su enemiga, pues no acepta el hecho que sea su nueva madre, sin embargo, trata de cuidar a su hermana de todo lo que le rodea, aunque como es claro, no del todo, pues sus intereses van más allá, como las diversiones con amigos. En cuanto a su esposo Max, es simplemente, una figura decorativa para darle sentido a la historia, pero sin nada de participación, ya que el debe dejar el hogar unos días por cuestiones de trabajo, así que él no será testigo de toda la hecatombe que está por venir. Que conveniente.

Un personaje que tenía de todo para ser el distinto, pero se queda a medias es el de Gloria, en la piel de la veterana Betty Buckley, recordada por sus roles en ‘Carrie’ y ‘Fragmentado’. Ella interpreta a la típica mujer adulta y solitaria que sabe todos los secretos del barrio, y el regreso de Jessica no será la excepción. El problema radica cuando su comportamiento, el que se pensaba era la de una mujer con buenos tratos, deja salir sus verdaderas intenciones, pero de una manera burda, tanto así que luego, poco nos importará su accionar. Simplemente, vi su presencia como un fan service.

En resumen, la cinta pareciera que fuera un compilado de otras, pero hecho de una manera, digamos original, que al final no logra conectar con la idea que planteaba. Como será de cierto esto, que, durante el clímax de la película, se puede identificar ciertas conexiones como puede ser el caso de ‘Hellraiser II’ o la comedia de ciencia ficción ‘Bill and Ted Bogus Journey’. Un ejemplo más de como tener algo interesante y hacer todo de manera simple y rápida buscando el susto fácil.

Finalmente, ¿veo a Chauncey como una nueva figura dentro del terror? Esa será una pregunta que tendrá su respuesta en el futuro, y me atrevo a decir que si, no porque me haya parecido notable su intervención, sino por el hecho que ganará adeptos cuando el público lo descubra en la televisión o por alguna de las plataformas de streaming que la tenga dentro de su parrilla de programación. O por último, se convertirá en un producto de la cultura pop cuando salga su figura coleccionable. Imaginario: Juguete Diabólico tiene todos los caminos para convertirse en un filme de culto, no por su historia, sino simplemente por Chauncey.

Calificación: 2.8 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *