El Veredicto…’El Hombre del Norte’

abril 28, 2022

El director Robert Eggers se dio a conocer en la escena cinematográfica en el 2015 con el estreno de ‘La Bruja’, cautivante cinta de terror basado en los relatos de folclore de la antigua Inglaterra, la que es considerada además uno de los mejores títulos dentro del género de la década pasada, siguiendo en el 2019 con ‘El Faro’, otra gran propuesta, esta vez claustrofóbica, en la que se ve hasta que punto el ser humano puede soportar la soledad entre otras acciones llevándolo hasta los límites de su cordura.

Ahora, tres años después el realizador norteamericano está de regreso con El Hombre del Norte, su más ambicioso proyecto a la fecha, empezando porque tiene atrás a un gran estudio como es Universal dejando de lado el corte independiente, por el presupuesto que se maneja, pero sin perder la esencia y mentalidad que ha caracterizado a Eggers en la previa. Esta vez nos presenta un relato épico, con muy buenas escenas y actuaciones, aunque en el fondo, podía preverse que tanta libertad no iba tener ya que hay otros factores detrás que demandaban diferentes visiones y, por ende, un producto no tan 100% Eggers.

En esta oportunidad, la historia se ubica en el siglo X en el norte de Europa en el reino del Rey Aurvandil quien vive entre diversas guerras, pero satisfactoriamente feliz con su esposa, la Reina Gudrún y su pequeño y valiente hijo, Amleth. Sin embargo, la vida de este reinado dará un drástico giro cuando el rey Aurvandil es asesinado por su propio hermano, Fjolnir, ante los ojos de Amleth, quien debe huir del lugar pues es el siguiente. De esta manera y casi sin fuerzas, el pequeño príncipe huye de su hogar no sin antes repetirse una frase para mantenerse vivo y con las fuerzas necesarias para su venganza: “Te vengaré, Padre. Te salvaré, Madre. Te mataré, Fjolnir”.

Luego de todo este camino, han pasado algunos años y tenemos a un Amleth, ahora adulto, y convertido en todo un gran guerrero que ha sabido sobrevivir a diversas batallas y dificultades que la vida le ha presentado. Su misión no ha cambiado para nada, pero tiene que esperar el momento y tiempo adecuado para regresar a consumar su venganza, que es el verdadero motivo por el que sigue con vida.

Si uno se pone a analizar bien la historia, lo único que importaría a partir de ahora es ver como Amleth consume su venganza contra aquellos que le arrebataron su vida, sin embargo, esta respuesta hubiera sido vacía si sólo estamos ante la presencia de múltiples batallas y actos violentos sin nada en el fondo que justifique la historia. Eggers hubiera traicionado su propia filosofía y es por tal que arma una historia convincente junto con el novelista Sjón, donde somos testigos como dicha venganza puede llegar a consumir la vida de las personas a tal punto de no querer más nada en la vida, pero siempre en el camino debe aparecer una redención que nos indique que hay más por vivir y hacer. Tenemos entonces la clásica historia del Hamlet de Shakespeare, o si lo quieren ver desde otro punto de vista, ‘El Rey León’, pero ubicado en el norte de Europa.

De este aspecto se encarga claramente el personaje de Olga, interpretado por Anya Taylor-Joy, quien se convierte en la mano derecha de Amleth, pues también, a pesar de todo, desea dejar de ser una esclava y convertirse en alguien superior a los demás, eso sí, sin traicionar a nadie para conseguirlo. Alexander Skarsgard como Amleth, lleva todo el peso del filme, y es seguramente, y por lejos, su mejor interpretación a la fecha, aunque por momentos peca de sobreactuación, pero mantiene una postura fría y calculadora como demanda la historia. Se nota que se ha preparado bien para ello, en especial en el aspecto físico ya que debe mostrarse amenazante y fuerte ante cualquier adversidad. Estamos en los tiempos de los vikingos además y sabemos cómo son en realidad.

Por momentos la cinta nos recuerda elementos cercanos a ‘Conan El Bárbaro’, o incluso a las leyendas del Rey Arturo como el filme ‘Excalibur’ por ejemplo, en el que el protagonista tiene que batallar con su destino y de una manera impensada, y por momentos, salvaje. Eggers por su parte sabe en qué momentos mostrarnos la violencia desmedida que se presume va a acontecer y lo hace de una manera gratificante, sorprendiendo por ratos, pero sin excederse en su línea. Tenemos así un buen espectáculo visual con una buena fotografía y un clima frío y desolador como manda esta historia medieval llena de una esperanza que, tal vez, no llegue a suceder.

Por otro lado, las actuaciones más sobresalientes no son precisamente de los protagonistas, sino de los secundarios como Claes Bang convincente como Fjolnir, además de la presencia de la cantante islandesa Bjork, quien regresa al cine luego de su paso en la recordada ‘Bailando en la Oscuridad’ del 2000. Si bien su acto es breve, tiene mucha fuerza para dirigir a Amleth en su meta. Sin embargo, es la presencia de la notable Nicole Kidman quien se roba el espectáculo en un momento, revelando un hecho, tal vez impensado, pero demostrando toda su experiencia y calidad en el momento que se le requirió. Una vez más, una gran actuación de la actriz australiana.

Si bien estamos ante una buena obra, llena de venganza, violencia, y porque no, de desesperanza, queda un poco ese sin sabor que pudimos estar antes una mejor película con elementos, sobre todo, más originales. Sin embargo, Eggers, vuelve a demostrar que es un director a seguir tomando en cuenta y que sabe hacia donde apunta, y lo que es más, demuestra que conoce bien su oficio y lo plasma convincentemente en la pantalla. Desde ya, si no conocían su obra, esta es una buena manera de hacerlo, porque de seguir así, cosas mucho mejores pueden venir para él en el futuro. Espero siga por esta línea creciente.

Calificación: 3.7 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *