El Veredicto…’Un Lugar en Silencio: Día Uno’

julio 4, 2024

Cuando en el 2018 se dio el estreno de ‘Un Lugar en Silencio’, si bien estaba consciente que estaba viendo una película de terror, y que esperaba escena que dieran tal reflejo, lo que más me llamó la atención, fue la manera en que estaba planteada. Si bien pertenecía a un gran estudio, como es Paramount, su temática más era la de lucir como una cinta independiente, utilizando mínimas locaciones, y juntando solo cuatro actores, fue suficiente para darnos una experiencia terrorífica donde los gestos y las acciones decían más que las propias palabras.

El filme sobrepasó las expectativas y se convirtió en todo un suceso de crítica y taquilla, así que fue inevitable la llegada de una segunda parte en el 2021, donde, con un mayor presupuesto por supuesto, se amplió este mundo de una sola locación, a otras de mayor alcance, además de darnos un prólogo donde pudimos ser testigos de cómo estas criaturas llegaron a la Tierra, y empezaron a destruir todo a su paso, ya que al escuchar el más mínimo ruido, actúan de una manera violenta y mortal.

Al igual que su antecesora, esta entrega también gozó de un gran éxito, así que los involucrados, con John Krasinski como creador y director de ambas producciones, se animó a ampliar este universo, y es por tal que hoy tenemos entre nosotros la llegada de Un Lugar en Silencio: Día Uno (A Quiet Place: Day One), una precuela spinoff de los acontecimientos vistos antes con la familia Abbott, pasando de los bosques y lugares aislados, a la gran ciudad, específicamente hablando, la ciudad de Nueva York.

Sinceramente, luego de ver esa escena inicial en ‘Un Lugar en Silencio II’ donde vemos el arribo de las criaturas, me pregunté cómo se hubiera visto esa invasión en un lugar más poblado, y claro, con más ruido, como lo son las ciudades. Eso es justo lo que vemos en esta propuesta, en la que muchos, y me incluyo, pensábamos que íbamos a ver un espectáculo lleno de sangre, asistiendo a una gran masacre de los alienígenas contra la raza humana, sin embargo, fue mucha mi sorpresa, que ese escenario hubiera sido una respuesta fácil y lo que se ve en cambio, es una historia más profunda, acerca de la conciencia y la esperanza que puede llegar a tener un ser humano en una situación de este tipo.

En esta ocasión, tenemos como protagonista a una mujer llamada Samira, quien vive en una institución médica, ya que posee una enfermedad terminal y ella ya ha aceptado con paciencia su destino. Un día, el encargado de ver por ella, así como a un grupo de pacientes del lugar, asisten a una función teatral en la ciudad como una manera de olvidarse de lo que padecen. Sin embargo, esta no iba a ser una jornada como cualquier otra, ya que en el cielo se empieza a notar una lluvia de meteoritos los cuales empiezan a estrellarse en distintos lugares de la ciudad, dando por consecuencia, caos y destrucción. Con lo que no cuenta la ciudadanía, es que de estos emergen unos horripilantes seres que atacan a todo lo que esté a su alrededor, o mejor dicho, a todo aquel o aquello que emita el menor ruido. Ante esto Samira, tratará de salir con vida así como otros, aunque en su caso, la idea que posee va más allá de ponerse a salvo de esta invasión extraterrestre.

El tema que nos plantea ahora el director Michael Sarnoski, es el de no ir por el camino fácil, aquel que solo promueva ver una película de acción y terror y como estas criaturas hacen y deshacen en su paso por la ciudad de Nueva York, que lo hacen en cierto modo por supuesto, sino que va por otra dirección, el de proveerle el lado humano a las cosas. Krasinski y Sarnoski van por la misma vía al haber confeccionado el guión, puesto que la idea es que la saga de Un Lugar en Silencio sea distinta a la de otras películas de invasiones extraterrestres, llámese ‘La Guerra de los Mundos’ u otro título similar. Aquí lo primero es avanzar desde la base, que es aquella en la que las criaturas actúan violentamente, ante el menor ruido que escuchan, y luego darle forma a ello para que la trama sea atractiva de ver. No obstante, lo que tienen enfrente no es nada sencillo, ya que nos encontramos ante una tercera película sobre el mismo tema, sin embargo, el resultado es muy satisfactorio.

A pesar, como se acaba de mencionar, de ser la tercera entrega de este tipo, se nota una sencillez en su trama, como si se tratara de una película nueva, sin tener alguna relación con lo visto anteriormente. Ni siquiera la inclusión de Henri, el personaje de Djimon Hounsou que vimos en ‘Un Lugar en Silencio II’ nos distrae de la verdadera historia planteada, ya que su presencia, puede ser vista como la de un simple cameo. Desde mi punto de vista, tal vez, estén manejando la idea de darle en el futuro una película a dicho personaje.

Lo que aquí cuenta es el viaje que empieza a realizar Samira (una siempre sobresaliente Lupita Nyong’o) hacia la libertad, ya que piensa que lo que está sucediendo, debe ser algo gratificante y digno de ser aprovechado, para sus intereses, pues ella apunta a conseguir un objetivo claro y concreto: ir por una rebanada de pizza, tal vez la ultima del mundo, en un local ubicado en el barrio donde creció. Su recorrido no lo hará solo, ya que en su camino se cruza con un joven universitario llamado Eric (Joseph Quinn), quien al verse solo y, tal vez sin mucha esperanza de vida, ve en ella a aquel ser, incomprendido por cierto, que le de esa mano que necesita para seguir luchando, ya que, seguramente, solo no podría conseguir.

La actuación y la química que poseen ambos en pantallas es sublime. Ellos son el espíritu de la película, y deseas, realmente, que puedan conseguir sus objetivos, y que logren salir con vida de este terrible escenario que se vive. El público se vuelve uno con ellos, y también vive todo lo que están pasando, desde ir en silencio por varios tramos de la desolada y derruida ciudad, pasando por cierto ruido que los lleva a un violento encuentro lleno de acción y adrenalina ante estos seres, hasta encontrarse el uno con el otro, como una manera de darse cuenta que este, podría, no ser el final de sus caminos, sino que es solo un bache más, de tantos otros, que ha tenido que sortear cada individuo del planeta. Una manera de darse cuenta que la esperanza es lo último que se puede perder.

De esta manera, no hay otra cosa que aplaudir esta nueva entrega de Un Lugar en Silencio, al darnos una historia sensible dentro de un escenario horripilante. Si bien, debo ser honesto, sigo colocando a la primera entrega como la mejor, esta le puede seguir los pasos sin ninguna duda, ya que el alma planteada en la película original, regresa con esta puesta en escena, logrando incluso algunos picos altos de muy buena factura, eso sí, sin perder de vista lo que sucede alrededor.

El futuro de la franquicia, si sigue este camino, se encuentra más que asegurado. Todo queda en manos del grupo de personas que apostaron por algo distinto y están logrando resultados muy valiosos, reflejados tanto en la crítica como en la taquilla. Por lo pronto, lo que se sabe es que tendremos una tercera parte de la historia original de ‘Un Lugar en Silencio’, así que no esperemos que lo visto sea lo último de esta gratificante aventura que, al parecer, tiene ganas de decir más en el futuro.

Calificación: 3.7 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *