El Veredicto…’Studio 666′

abril 4, 2022

Como buen amante del rock, los Foo Fighters es una de mis bandas favoritas de siempre. Nacidos luego de la muerte de Kurt Cobain y disolución de Nirvana, en la que su baterista, Dave Grohl, quiso seguir entregándonos buena música, y a pesar de algunos baches al principio en su camino, ha logrado hacer de su banda una de las mayores representantes de su género que ha conseguido el respeto que se merece tanto por la generación que los vio nacer como las que le siguen hasta hoy. Hay mucho por decir de ellos, pero ¿qué es lo nuevo que tienen, o tenían en mente?

Con varios discos y éxitos en su haber, además de haber cosechados diversos premios Grammy entre otros tantos logros musicales, porque ahora no dar un paso más allá y realizar su propia película, y lo mejor que se les pudo ocurrir, es que esta sea de terror, pues como bien se dice, el rock tiene que venir acompañado de maldad, pues aún muchos creen que dicho género lo creó el diablo. Cierto o no, los Foo Fighters han seguido al pie de la letra las reglas del juego y han logrado un producto sencillo y sin pedir mucho más que pasar un buen momento divertido de terror.

La historia, que no es para nada una biografía de la banda, nos coloca en un escenario donde Dave, Pat Smear, Nate Mendel, Rami Jaffee, Chris Shiflett y el recientemente fallecido baterista de la banda, Taylor Hawkins, se encuentran planeando lo que será su décimo disco de estudio y tienen una gran presión encima, ya que el dueño de la discografíca quiere que trabajen en ello lo más rápido posible pues posee muchas deudas y piensa que este lanzamiento será todo un éxito. Sin embargo, la banda está en un bloqueo mental y por tal Dave sugiere ir a un lugar alejado, a una mansión para ser exactos, para inspirarse y grabar su nuevo material. Pero, con lo que no contaban, es que dicha residencia se esconde un terrible secreto, pues hay un gran mal que habita en él y tratará de apoderarse de las almas del grupo cueste lo que cueste. El terror está por empezar, pero todos ellos deberán hacer lo posible por impedirlo.

Desde el primer momento vemos que la banda se ha divertido haciendo esta auto parodia de ellos mismos, pero si vamos a la mente creativa, todo nace del propio Dave Grohl, que se nota que es un amante del terror al construir una trama en la que sabe adónde debe apuntar y en qué momentos brindar el ansiado miedo en la audiencia, eso sí, con las limitaiones del caso. Si bien, una cosa es verlos en videoclips de cuatro o cinco minutos máximo, otra es verlos en un metraje cinematográfico donde algunos de ellos hay que admitirlo, no tienen madera de actores, pero eso es lo de menos. ¿Alguien espera ver la más grande película de terror jamás hecha? Al menos por mi parte, esa idea no se me cruzó por la mente cuando veía Studio 666.

Como bien se explicó, el escenario transcurre dentro de una sola locación, que es esta mansión en la que lograrán sacar lo mejor de ellos para crear el mejor, o uno de los mejores discos que hayan logrado componer. Dave Grohl es la cabeza del grupo así que era bastante obvio que él aparezca más que el resto y por ende, se convierta en el protagonista de la historia. Luego podríamos hablar del propio Taylor Hawkins junto con Pat Smear, aunque este último trata de ser el elemento cómico y a pesar de ciertas limitaciones, logra su cometido.  La inspiración de filmes como ‘Evil Dead’, su secuela, ‘Evil Dead 2’, además de tomar prestados algunos títulos slashers de los 80s, hacen divertida la película, puesto que fueron más allá en algunas escenas arriesgándose en mostrar algo más que sólo sangre, pues las vísceras y el gore están presentes cuando son requeridos.

La cinta por otro lado presenta además, cameos de actores como Jenna Ortega, a quien vimos en la reciente ‘Scream’, Leslie Grossaman de la serie ‘American Horror Story’, los comediantes Will Forte y Jeff Garlin, pero si hay un nombre que hará que el filme se recuerde un poco más, a pesar que estoy seguro que irá camino a convertirse en una película de culto, es la presencia del gran John Carpenter como uno de los arreglistas de la banda. Todo un lujo tenerlo además del respeto y admiración de los Foo Fighters con el director de obras como ‘La Cosa’ o ‘Halloween’. Un gigante.

Si alguien busca ver algo distinto dentro del variopinto escenario del terror, entonces Studio 666 es esa opción. Un filme sin muchas aspiraciones eso sí, pero se nota que le imprimieron todo un gran esfuerzo para hacer que esta obra quede dentro del recuerdo de los propios Foo Fighters así como de sus fans, pues como se mencionó antes, va camino a convertirse en una película de culto.  Que mejor que ver una cinta donde podemos escuchar algunos éxitos de la banda, y claro, sentir el miedo por lo que vaya a ocurrir en ciertas escenas. No pidamos mucho, sólo pasar el rato y disfrutar lo que hizo una de las mejores, o, mejor dicho, legendarias bandas de rock de las últimas décadas. Punto.

Por último, no queríamos cerrar estas líneas sin sumarnos al lamentable fallecimiento del baterista Taylor Hawkins que tanto le dio a la banda, ya que el siguiente artículo va dedicado para él. Por ahora es muy pronto para conocer cuál será el destino de los Foo, ya que las heridas son muy profundas, pero ojalá sea seguir brindando buena música como hasta ahora. Su legado debe seguir intacto o al menos ese es nuestro deseo. ¡Vuela alto Taylor Hawkins!

Calificación: 2.9 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *