El Veredicto…’La Masacre de Texas’ (2022)

marzo 2, 2022

Para todo entendido no sólo del cine de terror sino del cine en general, puede decir sin discusión que la llegada de La Masacre de Texas allá por 1974, marcó un antes y un después dentro del género, y no sólo hablo de haber introducido a nuestras vidas al sádico Leatherface, sino por su manera de construir una trama llena de emociones terroríficas rozando algunas de ellas en la locura. Todo esto gracias al genio y talento del recordado Tobe Hooper, un visionario.

Dicho esto, y con la llegada posterior del género slasher en la década de los 80s, se presumía que la cinta iba a tener más de un tema de conversación, sin embargo en esta época sólo se animaron a realizar una segunda parte en 1986, nuevamente de la mano de Hooper, la cual para muchos sigue siendo la entrega más “correcta” si vale el término, de la franquicia, a pesar que más se trató de una especie de parodia de terror pero que ha sabido colocarse bien entre los fans. Además,  resulta muy divertida verla sinceramente. Fue una muy buena apuesta.

Estamos en el año 2022, casi a puertas que la saga cumpla sus 50 años de vida, y hemos sido testigos de distintas entregas, desde secuelas «directas», remakes, hasta de precuelas, pero a pesar que el tema de fondo para muchos es ver como Leatherface descuartiza y destripa a sus víctimas, otros se hacen esta pregunta de rigor, ¿Ese es el techo de las películas de ‘La Masacre de Texas’? ¿Sólo ver como un hombre se baña en sangre en cada propuesta?

Debo confesar que soy un gran fan que admira estas películas. El slasher es mi género favorito dentro del terror, pero al mismo tiempo soy exigente con lo que veo, más aún si se trata de una película con tanta historia como La Masacre de Texas. Por tal, cuando empezaron a salir a la luz las primeras noticias sobre una nueva película, y que esta iba a ser la esperada secuela directa de la original y que iba a obviar todo lo visto después, al mismo estilo de ‘Halloween’, me dije a mí mismo, que aquí estaba la gran oportunidad de hacer grande de nuevo a la saga.

En el 2013, se había realizado un primer intento de secuela directa, pero el resultado estuvo muy lejos del esperado, más que nada por la línea del tiempo que se tomó. Ahora con este antecedente entre otros más, se tuvo la gran oportunidad de hacer algo muy bueno, tal vez no muy original pero sí una película que nos devolviera a ese estilo que el gran Tobe Hooper  supo realizar pero que, no sé porque, ninguno de los que tomó la posta luego ha logrado sacar más de lo debido y hacer una obra que por lo menos sea digna de recordar. ¿Es tan difícil realizar una buena cinta de La Masacre de Texas?

En esta oportunidad, han transcurrido casi 50 años de los hechos ocurridos en 1974, donde sobrevivió la joven Sally Hardesty. Ahora se presentan un grupo de amigos quienes desean que el viejo pueblo de Harlow, Texas, reviva y se convierta en un paradero obligado para los turistas consumiendo en sus establecimientos ya sea para alimentarse, hospedarse entre otras actividades. Esto no sería problema si es que en el lugar no se hubieran topado con un viejo hombre luego de un incidente, quien al parecer ha estado «dormido» todo este tiempo y ha despertado en él una sed de violencia donde la sangre y la muerte no estarán excluidas. Este personaje no es otro que Leatherface quien les dará la bienvenida a una nueva masacre.

La producción se encuentra a cargo de Fede Alvarez, el mismo de películas como ‘No Respires’ o el remake de ‘Evil Dead’, los cuales lo han colocado como una nueva figura dentro del horror, sin embargo, desde un modesto punto de vista, Alvarez resulta mejor verlo como director  que como  productor. Su idea fue que esta cinta devolviera aquello que las anteriores no pudieron, pero a fin de cuentas siguió mostrando lo mismo porque no se vio nada más allá de lo que otros propusieron, empezando por la manera en que Leatherface despierta de su letargo.  Si bien pueden haber errores en toda película, lo que a estas alturas ya no puede haber, es que luego de tantos ejemplos, el equipo no logre subsanarlos y sea decepcionante.

El grupo que ahora se encuentra en medio del juego de Leatherface, aporta con lo necesario, correr, esconderse, lastimarse entre otras situaciones por lograr escapar del hombre de la sierra. También se dijo que la propia «Sally Hardesty», interpretada ahora por Olwen Fouéré en vez de Marilyn Burns, quien nos dejara ya hace unos años, iba a tener una presencia fuerte en la trama, al igual que lo hizo Jamie Lee Curtis en ‘Halloween’ del 2018.  Lastimosamente, en las escenas que aparece pasa a ser sólo decorativa pues no se nota una gran fuerza en su desarrollo y eso es debido por supuesto a la construcción de un guión sin mucho sustento y que sólo se hizo con afán de seguir sacando réditos a una saga que al parecer ya mostró todo y que esta última entrega no hace más que confirmarlo.

Mención aparte, y que es lo que le gusta al público, son las escenas violentas que están bien hechas, aunque se pudo arriesgar más en su ejecución. Al menos esto si tenían las entregas pasadas y da pie a pensar que Netflix tuvo algo que ver, pues se nota que no hubo tanta libertad como se pensaba. Era un riesgo previsible, pues esta es una plataforma familiar y no una específica de terror como puede ser Shudder por ejemplo. Tal vez aquí el resultado hubiera sido otro, especialmente porque el filme no llega ni a los noventa minutos, así que debe haber varios minutos de material extra, y ojalá se vea en algún momento.

La Masacre de Texas entonces, si bien como amante del slasher puede resultarme divertida, y la vería de nuevo sin disgusto, por otro lado queda la sensación que pudimos por fin estar ante una obra acorde a su legado, sobretodo sabiendo que en el 2024 cumplirá sus bodas de oro. Queda entonces la sensación que el objetivo fue sólo entretener, y que es cierto cuando se estrenan estas películas. Nadie debería pedir más por ellas pero a veces se hace tan repetitivo el menú que amerita que se hagan ciertos cambios, y si resultara en una grande, hasta la manera de verlas cambiaría. El slasher seguirá con sus conceptos de ir siempre a lo seguro, y lo irónico es que seguiremos aceptándolo ya sea para bien o mal. En fin, las reglas están dadas y así es el juego, pero en el fondo, la saga y Leatherface, no merecían un filme con pocas aspiraciones. ¿Los volveremos a ver? Por mi parte sigo confiando en ellos y pago desde ya el precio de la entrada.

Calificación: 2.8 de 5

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *