Burton y su Batman más “Expresionista”: Se Cumplen los 30 Años de ‘Batman Vuelve’

junio 20, 2022

Soy un seguidor de las películas de Tim Burton y tuve la oportunidad de haber realizado mi licenciatura sobre una de sus historias hace más de 10 años. Sin embargo, al regresar en el tiempo y ver cada una de sus obras, podría mostrarse un gran salto en el cine cuando realizó aquella primera película de Batman donde Michael Keaton y Jack Nicholson interpretaron al encapotado y al príncipe payaso del crimen, respectivamente.

Tim Burton, en aquel entonces, no le gustaba la idea de hacer secuelas de sus películas (hasta ahora no le gusta), pero al tomar la idea de este personaje tan reconocido por DC Comics, no tuvo otra opción que dar un pulgar hacia arriba, pero con mayor “libertad”.

Batman Vuelve (Batman Returns) es la cinta de superhéroes donde Tim Burton tuvo mayor libertad en el arte. Quizás sea la película con el equipo más indicado para producir dicha historia llena de un grupo de personajes inadaptados y locos “introvertidos”. Tras la muerte del Guasón (o Joker) en la primera entrega, Batman pudo ganarse la confianza de la ciudad para aceptar a un Vigilante que hace justicia con sus propias manos y gadgets. Sin embargo, la presencia de Gatúbela (interpretada por la impresionante Michelle Pfeiffer), impresionó en la pantalla grande en aquél entonces. Gatúbela, teniendo un origen diferente al de los cómics, se muestra como una mujer desquiciada y mutante al resucitar por un “rito felino”. La preparación del personaje, el vestuario realizado con costurones y el látigo como arma predilecta hace que «la gata» sea una Femme Fatale perfecta.

 

Por otro lado, el villano Oswald Cobblepot, mejor conocido como El Pingüino (interpretado por Danny DeVito), está más allá de lo que se presentaba en los cómics. Una persona que fue rechazada por su apariencia desde su nacimiento y siendo abandonado por sus padres enviándolo a las cloacas, crea un perfil de ser resentido con la sociedad. Convertido en una “estrella de circo”, tiene a su disposición a una cantidad de payasos y malabaristas para sembrar caos en la ciudad para conseguir el poder absoluto.

Finalmente, el nuevo personaje en este universo, Max Shreck (interpretado por Christopher Walken) es el villano que está detrás de todo el caos de ciudad Gótica y que relaciona ambos antagonistas anteriormente mencionados. Este sinfín de personajes hace que el abanico de posibilidades en la historia sea interesante sin disminuir el interés de la misma. Sin embargo, ¿qué ocurrió en esta segunda entrega luego de su éxito?

Lo primero que debemos considerar es el arte de esta película. El estilo expresionista alemán (típico de Burton) resalta más que en la anterior entrega y esto trajo consecuencias. Los edificios y el ambiente fueron por el cambio de director de arte que, al no haber sido contratado el de la primera película terminó suicidándose. Este terrible hecho llevó a Tim Burton a una situación muy delicada y hasta depresiva. Los personajes, especialmente El Pingüino, eran grotescos y aparentaba todo un show en el manicomio, además de ese humor negro que no era muy apto para el público de ese entonces. Se contaba que Danny DeVito empezó a comer pescado crudo con la mano para involucrarse más en su personaje y hasta se le veía como alguien despreciable durante todo el rodaje.

La película llegó a tener un éxito curioso. Luego de tantas quejas por lo “oscuro” del ambiente y personajes, la cinta dio a luz a un universo animado diferente a lo que se veía en televisión, gran y recordada ‘Batman: La Serie Animada’. En manos de Paul Dini y Bruce Timm, nace dicha serie animada que marca una inspiración en la animación de Fleisher y el universo de Burton. Obviamente, Michael Keaton, que anteriormente interpretó a Beetlejuice, es recordado aún como este personaje y está volviendo a usar el traje.

Cuando era niño tuve la oportunidad de conocer este Batman oscuro y misterioso. De pocos amigos y que, muchas veces, se volvía un antihéroe por hacer justicia con sus propias manos. Tim Burton, que no es muy apegado a los cómics, tuvo el gusto de leer «El Regreso del Caballero Oscuro» de  Frank Miller para darle ese toque especial, algo que no se veía normalmente en la televisión. Sin embargo, esta nueva película, le dio ese toque «burtonesco» con más énfasis para que se sienta más suyo. Finalmente, Burton no deja de darle ese sello que lo identifica.

Obviamente el resultado, sea cual fuese, no detuvo la producción de juguetes y otros tipos de artículos. Como, además, del buen juego de Super Nintendo: un Beat’em up muy bien elaborado y recordado por los jóvenes. Y aquellas galletas que, no importaban el sabor. Si era de Batman, era importante.

Finalmente, el mundo de los comics le dio continuación a este universo en la historia de ‘Batman 89’, que presenta la llegada de otros villanos (como Dos Caras) como si hubiera una oportunidad de sacar una tercera entrega, olvidando ‘Batman Eternamente’ y ‘Batman & Robin’. Danny DeVito pudo revivir a su personaje en los comics siendo el director de una de las historias de DC a inicios de este año.

No podemos dudar que aquel salto que hizo Burton con Batman cambió el ritmo de las películas de superhéroes como lo vemos ahora. Quizás, de no haberse realizado, hubiéramos apreciado un Batman con otro estilo y no con aquella “oscuridad” que lo caracteriza.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *